Intive-FDV Blog

Por más Chicas en Tecnología

Hace poco, Carolina Hadad, cofundadora de la organización “Chicas en Tecnología” escribió su primera nota para una columna de La Nación: “¿Quiénes producen la tecnología que usamos?”. Hacía rato que teníamos ganas de entrevistar a esta grosa del mundo IT, pero su artículo fue nuestro disparador para finalmente decidirnos. En él, Carolina hablaba de la brecha de género que existe en el mercado laboral tecnológico, y de lo que podemos hacer para cerrarla cada día más. Ella, junto a sus socias y a muchas colaboradoras más, trabaja activamente desde el 2015 en pos de cumplir este objetivo. Y nosotros agradecemos que juntas lo estén logrando.

La pasión de Caro por resolver problemáticas sociales comenzó mucho tiempo atrás, cuando trabajaba en el iLab Latinoamericano de InSTEDD. Allí tuvo sus primeras experiencias laborales. Atravesó de todo: desde su primer viaje en avión con un destino muy singular – Camboya – hasta su participación en proyectos que conectaban necesitados y voluntarios luego del terremoto de Haití del año 2010, o que solucionaban temáticas de cuidado materno infantil en el Sudeste Asiático y en África.

Su impacto tampoco pasó desapercibido cuando formó parte de Global Shapers, un grupo multidisciplinario de jóvenes del Foro Económico Mundial que también buscan contribuir con diferentes comunidades: “Me voló la cabeza tener la posibilidad de trabajar con gente con los mismos intereses que yo, de profesiones tan distintas. Tuve la posibilidad de ir a Davos.”

En 2014 llegó a Google, en Mountain View, el corazón del Silicon Valley, a través de un programa piloto de pasantías con inserción laboral para estudiantes llamado inicialmente CS Academy y luego Engineering Residency. La primera edición contó con 15 chicas latinoamericanas y ahí Caro se dio cuenta que, en aquel entonces, prácticamente no existían mujeres en el rubro. “Siempre me gustó mucho la docencia, dar charlas, compartir”, nos cuenta. Y suponemos que desde aquel momento ella ya sabía que con su pasión podía lograr grandes cosas, y en qué la iba a canalizar.

Chicas en Tecnología surge en el año 2015, cuando Caro, Melina, Sofía y Mariana se conocieron y notaron que todas tenían la misma inquietud. “Cada una de nosotras se había dado cuenta de que vivíamos este problema, cada una desde su área”, dice. El incipiente desafío era motivar, inspirar, y dar oportunidades a chicas adolescentes para que tuvieran presente nuestra profesión, para luchar contra los estereotipos y preconceptos que hacen que las adolescentes ni siquiera consideren una carrera en tecnología”. “Para que las chicas puedan ver que programar es una herramienta para resolver los problemas que son importantes para ellas, los problemas que viven todos los días”, nos cuenta. Y desde ese momento trabajaron sin descanso, en los tres pilares de su ONG:

  • Inspiración: “Poner manos a la obra, convertirte en creadora y no solamente usuaria de tecnología. Es la semilla que sembramos en las chicas. Para eso, creamos los programas PUMM en Buenos Aires y los Clubes en las escuelas de todo el país. Empezamos de forma emprendedora, identificando el producto mínimo viable. La forma de darte cuenta si te gusta programar es poner manos a la obra. Por eso hicimos el primer PUMM (Programando por un Mundo Mejor), en octubre del 2015”.
  • Comunidad: “Chicas en Tecnología es una red de pares y de mentores. Para que las chicas puedan tener acceso a becas, pasantías, talleres, cursos. Buscamos profundizar en diferentes temáticas con ayuda de nuestra comunidad. Hicimos un panel de carreras en tecnología, otro taller de base de datos, un taller de emprendimiento para llevar prototipos a un estado más completo, todos proyectos de acuerdo a los intereses que las chicas nos van manifestando. Linkeamos a las chicas con oportunidades gratuitas para que sigan formándose.”
  • Identificación: “No se puede ser algo que no podés ver. Por eso queremos visibilizar los perfiles de mujeres que fueron pioneras del surgimiento de la tecnología y también de aquellas que hoy en día trabajan para hacer crecer nuestra área. En el 2018 se viene un trabajo muy fuerte en este aspecto.”

Actualmente PUMM cuenta con 5 ediciones realizadas, más de 135 egresadas y 45 proyectos activos. Adicionalmente, Chicas en Tecnología se está expandiendo hacia las escuelas (al momento siete) a través de los clubes, donde los docentes son los mismos facilitadores.

Existen otras organizaciones similares a Chicas en Tecnología, como Chicas Poderosas, LinuxChics y RLadies. Todas trabajan en conjunto por la misma causa pero con distintos enfoques: inserción de adolescentes al mundo IT, tecnología y medios de comunicación, software libre, lenguajes específicos de programación. Hace poco Carolina se sumó a una nueva iniciativa en la que también estamos participando desde intive-FDV: Devs4Good. Recientemente hicimos una hackaton, a la que se sumaron dos proyectos de egresadas de Chicas en Tecnología:

1 – Stop bull: Una app que sirve para, de forma anónima, notificar sobre casos de bullying al responsable en las escuelas, contando en un formulario simple qué es lo que sucede.

2 – Manos en red:  Una app que permite conectar organizaciones con gente que necesita donaciones, específicamente ideada para una zona de Pilar que suele sufrir inundaciones.

Ahora ya sabemos todo lo que están haciendo en Chicas. Pero, ¿cómo podemos colaborar desde nuestro lugar? Existen dos maneras:

  • Si sos programador o programadora, podés ser mentor/a. Si tenés experiencia docente o te interesa trabajar con adolescentes, podés postularte acá.
  • Ayudando a difundir para que más chicas tengan la oportunidad de experimentar qué se siente trabajar en tecnología.

Ya está abierta la inscripción a la próxima edición del PUMM que se realizará en octubre, para la cual Chicas en Tecnología está aceptando postulaciones de mentores/as y equipos. Dos intivefedevianas ya han participado como mentoras en el programa, y nos contaron que la experiencia es súper satisfactoria. Vos, ¿te animás?

Paula Becchetti

Paula es la editora del blog de intive – FDV. Licenciada en Comunicación Audiovisual de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), se destaca como Content Manager especializada en blogs, contenido web, email marketing y social media. Su amplia experiencia en la industria del software la hace muy valiosa a la hora de traducir contenidos técnicos a un lenguaje coloquial. Según sus propias palabras: “Me conecto con el mundo por medio de la tecnología, pero también a través de todo aquello que respira, del deporte, de la música y de mis viajes”.

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 5 suscriptores