intive Argentina Blog

Ahora necesitamos un DevOps

No vamos a mentir, a medida que nuestro proyecto crece, va apareciendo la necesidad de incluir nuevos miembros al equipo, con roles más específicos que nos invitan a evolucionar. Hablamos de especialistas en user experience, de analistas de calidad enfocados en automatización de pruebas y, por supuesto, como el título de este artículo lo sugiere, del rol de DevOps.

Cuando incluimos un rol nuevo dentro del equipo inicia un proceso de repensar y mejorar lo que hemos venido trabajando. No es válido decir que sin un DevOps todo lo anterior hecho por el equipo está mal. Lo que sí es válido decir es que incluir este rol permite potenciar al equipo y empoderarlo con nuevas perspectivas.

Incorporando un DevOps en el equipo

Cuando un DevOps es incluido dentro de un equipo, tiene lugar una transformación bastante interesante, comprendida por diferentes etapas.

Entender Proponer Educar Mejorar

Veamos cada una de ellas:

1) Entender

Cuando un DevOps se integra a un equipo, primero tiene que entender como son los procesos, detectar cuáles son las deficiencias y cuáles las áreas que se pueden mejorar o potenciar. Por otra parte, el equipo tiene que entender la necesidad de incorporar este rol. Con estos entendimientos definidos entramos en un proceso de investigación.

En esta etapa es importante dedicar el tiempo que sea necesario, y que las dudas que se presenten para el DevOps sean resueltas junto con el equipo. En todo momento y desde el inicio el rol DevOps debe involucrarse profundamente con el equipo.

2) Proponer

En esta parte del plan, ya deberíamos estar trabajando junto con el equipo. Esta tal vez es una etapa crucial, ya que necesitamos que el equipo de trabajo participe en temas de áreas de infraestructura y procesos de desarrollo. Por esa razón, las propuestas de DevOps deben ser enfocadas hacia cómo mejorar y facilitar los procesos y cómo agregar valor al negocio y, por supuesto, deben de ser apoyadas por el resto del equipo.

Involucrar a todo el equipo y al cliente en las propuestas y en la planificación, nos permitirá crear un plan de trabajo.

3) Educar

Se trata de educar al DevOps y también educar al equipo. Es un proceso continuo en el cual se hace el ejercicio de aprender, de salir de las zonas de confort. No tiene que ver solo con la parte técnica, sino que está muy relacionado con la parte humana y con los procesos.

El objetivo es que se entienda lo que cada rol puede aportar y las responsabilidades de todos dentro del negocio.

4) Mejora

En esta etapa evaluamos, analizamos aquello en lo que fallamos y luego mejoramos. Volvemos a planificar y definir objetivos. La mejora continua es fundamental.

El rol de un DevOps dentro de un equipo busca simplificar los procesos de desarrollo, empoderar al equipo, ser un puente entre el equipo y la infraestructura. A mediano plazo, los beneficios de esta mejora continua se van a ir viendo a medida que los procesos se van simplificando.

Entonces, ¿necesitamos un DevOps?

En mi experiencia, debemos entender que, si bien hablamos de la incorporación de un DevOps, la cultura DevOps no recae en una sola persona, debe fomentarse y adquirirse por todo el equipo. Más que de un rol DevOps, quizás debamos hablar de un facilitador de cultura DevOps. Las responsabilidades sobre la infraestructura deben ser siempre compartidas y, para eso, necesitamos un equipo 100% involucrado.

Rodolfo Cordero

Rodolfo Cordero es desarrollador en la compañía desde junio de 2016. Es Licenciado en Desarrollo de Software, graduado de la Universidad Latina de Costa Rica, país del cual es oriundo. Asiduo lector y melómano, hizo cursos de coctelería y barismo, habilidades con las que deleita al staff de intive en los afters organizados por la compañía.

Deja un comentario