intive Argentina Blog

Cosas que aprendí al buscar trabajo de diseñadora de UX — Parte 2

Buscar trabajo en áreas muy competitivas, como las de experiencia de usuario (UX) y diseño, puede resultar un proceso largo y estresante. Como soy una perfeccionista, me gusta estar preparada para cuando llegue la hora de embarcarse en un proyecto desafiante. 

Mi recomendación es empezar por estos puntos: 

  • Armar y seguir un proceso apropiado 
  • Usar las herramientas adecuadas 
  • Recordar quiénes son y qué quieren 
  • Intentar mantener siempre una actitud positiva 

Los primeros dos puntos los traté en la primera parte de este artículo, donde describí el proceso que yo seguí y enumeré varias herramientas y recursos que me parecieron útiles. 

Ahora quiero concentrarme en los dos puntos restantes, que deberán recordar cuando comiencen a ir a entrevistas laborales. 

  1. Descubran qué es lo que realmente quieren y lo que no quieren
Fotografía de Sean Kowal, en Unsplash

Una vez que tienen listo el CV y el portfolio, pueden empezar a postularse en cualquier oferta laboral, una más atractiva que otra. Si sufren de ansiedad como yo, en el afán de “maximizar sus chances”, probablemente enviarán su CV a cada una de las ofertas de trabajo que tengan algo que ver con lo que están buscando. Pero por más tentador que parezca, mi consejo es que no lo hagan. 

Antes de enviar su CV en forma indiscriminada, tómense el tiempo de pensar qué es lo que buscan realmente. Siéntese, tomen una hoja de papel y empiecen a anotar qué es lo que quieren conseguir en el trabajo nuevo y, lo que es quizás más importante, lo que quieren evitar. 

Por ejemplo, estas son algunas de las preguntas que se pueden hacer: 

  • ¿Estoy buscando un trabajo en donde pueda aprender junto a un equipo establecido? ¿O quiero armar un equipo de cero y liderarlo? 
  • ¿En qué industrias quiero trabajar, y en cuáles no? 
  • ¿Estoy dispuesta/o a viajar todos los días al trabajo? ¿Cuál es el tiempo máximo que quiero dedicar diariamente para viajar a mi trabajo? 
  • ¿Qué beneficios empresariales son esenciales para mí? ¿Trabajar desde casa, tener un horario flexible, tener el almuerzo gratis, tener un plan de salud familiar? 

Esas son solo algunas de las cosas que yo consideré; cada uno puede valorar cosas distintas. Lo importante aquí es descubrir qué condiciones no son negociables para ustedes y cuáles les gustaría disfrutar, lo cual también les va a servir de guía para saber qué preguntar en las entrevistas laborales. 

Si les cuesta encontrar las condiciones que son importantes para ustedes, resulta útil pensar qué es lo que no tiene su trabajo actual, que los motivó a cambiar de trabajo. Si están buscando trabajo por primera vez, pregúntenle a personas que conozcan cómo son las condiciones de trabajo y los beneficios empresariales que tienen, para obtener pistas que los guíen hacia lo que ustedes quieren. 

Cuando hayan pensado sus condiciones, podrán enfocarse en buscar puestos más adecuados para ustedes y adaptar su postulación según cada oferta laboral. Verán que obtendrán mejores resultados y ahorrarán tiempo y energía para las búsquedas que realmente importan. 

  1. Piensen cuáles son las características por las que se destacan 
Fotografía de Ine Carriquiry, en Unsplash

Al redactar la carta de presentación o al momento de presentarse uno mismo en las entrevistas laborales, es fundamental tener una visión clara de cuáles son las características por lo que se destacan. 

¿Por qué la empresa de mis sueños debería contratarme a mí? ¿Qué es lo que yo puedo aportar, que nadie más puede? 

Es muy probable que tanto reclutadores como gerentes les pregunten eso, por lo que es mejor tener las respuestas listas. 

¿Pero cómo saberlo? A continuación, ofrezco algunos disparadores para descubrirlo: 

Recuerden su historia 

Reflexionen sobre sus antecedentes profesionales y su formación. Busquen esa característica especial que no resulte tan común en la industria. ¿Qué tiene de especial su camino de formación? ¿Se convirtieron en diseñadores autodidactas, por ejemplo? ¿Estudiaron otra carrera que puede ser relevante, aunque no la hayan terminado? ¿Saben programar? ¿Tienen un costado artístico? ¿Saben ilustrar, pintar o hacer cerámica? ¿Dictan talleres? ¿Hablan varios idiomas? ¿Tienen un rol de liderazgo en la comunidad de diseño? Etcétera. 

Revisen sus casos de éxito 

Piensen cuáles fueron sus principales éxitos (¡y fracasos!) y qué dicen estos sobre ustedes. Durante las entrevistas laborales les preguntarán sobre eso, por lo que es conveniente tener algunos preparados. 

No deben describir solamente qué fue lo que sucedió, sino enfocarse en lo que esas situaciones revelan sobre su persona. Por ejemplo, si uno de sus logros fue finalizar un proyecto muy desafiante, pueden contar cómo aprendieron a trabajar bajo presión, a liderar un equipo, a colaborar con otros miembros del equipo o a mantener una actitud positiva en todo momento. 

Pidan feedback 

Si les resulta difícil pensar en sus características especiales, pregunten a su alrededor. Pregúntenle a sus compañeras/os de trabajo o de universidad, a sus gerentes, a su contacto de recursos humanos, etc., cómo los perciben ¿Cuál creen que es su cualidad más destacable, y qué cosas creen que deberían mejorar? 

Una vez que hayan reflexionado sobre todo esto, pueden (re)escribir su historia desde una perspectiva más clara. En mi caso, yo me presento como diseñadora autodidacta y licenciada en Marketing, y además digo que sé programar sitios web y que hablo tres idiomas. 

Consejo extra: si necesitan más ayuda, lean este gran artículo, que los puede guiar en la definición de su marca personal. 

  1. Sean pacientes y tengan una actitud positiva
Fotografía de Cody Black, en Unsplash

Este último punto probablemente sea el más importante. No se trata de un proceso ni implica hacer una lista; simplemente es un estado de ánimo. 

Si ya han pasado por varias entrevistas laborales, y especialmente, si ya han ido a las empresas en las que soñaban trabajar, es normal empezar a tener ansiedad. 

Cuando no reciben una respuesta rápidamente (y créanme, la mayoría de las empresas se toma su tiempo), es lógico que empiecen a preguntarse si les van a responder o no, tener nervios y a pensar que el trabajo de sus sueños nunca va a aparecer. Cuando se sientan así, lo mejor que pueden hacer es TOMARSE UN MINUTO, RESPIRAR y CONFIAR. 

Si han seguido los pasos descritos en este artículo y han preparado cuidadosamente su postulación, ya han hecho todo lo que podían hacer. Lo demás ahora ya está fuera de su control. 

Confíen en que la vida (o el universo, o Dios, o cualquier entidad o cosa en la que crean) traerá resultados. Ustedes ya plantaron las semillas, ahora solo resta mandar buenas vibraciones y esperar que germinen. Recuerden que nadie sabe qué puede estar gestándose ahora mismo… ¡Su gran oportunidad puede estar a la vuelta de la esquina! 

Aquí termina mi artículo. Espero que los haya ayudado a sentirse con más confianza y seguridad para emprender su búsqueda laboral.

¡¡Buena suerte y éxitos!! 

Vanina Greco

Vanina Greco es diseñadora UX en intive Argentina desde junio del 2019. Licenciada en Marketing de la École Supérieure de Commerce et de Marketing de Paris, Vanina además cuenta con una maestría en Comercio Internacional de la Université de Cergy-Pontoise. En 2016 decidió aventurarse y realizar un cambio de rumbo profesional, con el cual pasó de trabajar full time en marketing al universo UX. Fan del diseño, en su tiempo libre a Vanina le gusta arreglar ropa, escribir y hacer yoga. Su punto débil: Pilu, la gata persa más linda del mundo.

Deja un comentario