intive Argentina Blog

La innovación como estrategia clave para enfrentar la pandemia

Aunque la comunidad de negocios sobrevivió al golpe inicial de la pandemia, todavía está, en gran medida, en etapa de recuperación. Intentamos mantener la continuidad y emerger del mar económico, todavía revuelto. Muchas empresas están esperando ver qué va a suceder y no se animan a asumir riesgos ni invertir en ideas nuevas. Pero ya sabemos que todas las crisis traen aparejadas oportunidades como, por ejemplo, el potencial de ciertas soluciones innovadoras que surgen en tiempos de recesión.

Hoy más que nunca, las empresas deberían invertir en innovación. Es la única forma de diferenciarse de la competencia y de atraer a los mejores talentos durante estos momentos difíciles. ¿Cómo podemos aprovechar al máximo la innovación y hacerla una prioridad para nuestra empresa después de la crisis, en la nueva normalidad?

Innovación como ventaja competitiva

Para muchas empresas, la pandemia fue un punto de inflexión: tuvieron que elegir entre cambiar para adaptarse a las necesidades variables de los consumidores y sufrir, o dejar morir a su negocio.

Aunque ya hayamos pasado lo peor de la pandemia, la nueva normalidad hará que las demandas de los consumidores sigan modificándose, y es poco probable que vuelvan a ser como antes de la crisis. Por ejemplo, los consumidores seguirán pasándose a las soluciones en línea y seguirán prefiriendo canales de contacto reducido. Lo único que hizo la crisis fue acelerar el crecimiento de las soluciones virtuales y remotas.

¿Cómo tenemos tanta seguridad de que la innovación va a funcionar?

Durante otros momentos de recesión, las tendencias disruptivas prosperaron. Durante la última recesión económica después del 2008, el mercado de smartphones tuvo un crecimiento significativo, al igual que el software como servicio (SaaS, por sus siglas en inglés); la fuerza de ventas vio un repunte en el número de clientes durante el mismo período.

La historia demuestra que las empresas más exitosas siempre fueron disruptivas. Según la teoría de la innovación disruptiva, de Clayton Christensen, las empresas innovadoras logran participación en el mercado en «sectores de baja gama» y «sectores de nuevos mercados», con lo cual, el nuevo panorama económico constituye una gran oportunidad para lanzar productos y servicios que sean realmente disruptivos.

La telemedicina es un ejemplo que demuestra esa tendencia hoy por hoy. Si bien, en primer lugar, se incorporó esa tecnología debido a las necesidades que surgieron a raíz del brote de COVID-19, muchos pacientes y profesionales de la salud se están dando cuenta de que la telemedicina puede aumentar la eficacia y mejorar el acceso a la atención médica, incluso después de la crisis.

Rediseñar tu modelo de negocio

La pandemia nos hizo repensar cómo trabajamos o qué producimos. Si bien nuestra reacción inicial ante cualquier cambio suele ser negativa, esos son los momentos en donde surgen las verdaderas oportunidades para innovar.

Con el surgimiento del trabajo remoto, muchas empresas están viendo los beneficios de darles a sus empleados la flexibilidad que necesitan para trabajar desde distintas ubicaciones. Aunque muchas empresas de desarrollo de software ya estaban implementándolo, la mayoría de las grandes empresas todavía se rehusaban a pensarlo. Facebook y Twitter ya anunciaron que sus fuerzas de trabajo podrán trabajar desde sus hogares de forma permanente de ahora en más. Esta movida audaz no solo les ahorrará a los empleadores ciertos gastos generales, sino que también les dará a los equipos la flexibilidad que necesitan para ser más productivos y creativos en los entornos donde se sienten más cómodos.

La clave está en no tener miedo: en lugar de temerles a los cambios, hay que aceptarlos para que surjan nuevas ideas innovadoras. En definitiva, no podemos saber si algo va a funcionar hasta que lo hace: la innovación conlleva un salto al vacío y nos brinda recompensas que no obtenemos cuando vamos a lo seguro.

La innovación atrae talento

Cuando las empresas se hacen conocidas por su innovación, atraen a los mejores talentos y los retienen. De hecho, el 47 % de la Generación X y el 42 % de los millennials confiesan que dejarían su trabajo actual no solo a cambio de un aumento salarial, sino también de un «entorno más innovador».

Las personas son las que innovan, así que atraer a candidatas/os que estén comprometidas/os a alcanzar los mismos objetivos que vos te permitirá ser innovador/a en todos los aspectos de la estrategia y la cultura de negocio.

Si poseés un equipo diverso e inclusivo que representa a personas de distintos géneros, etnias, culturas o contextos socio-económicos, es más probable que surja la innovación. Se ha comprobado que ese tipo de equipo aumenta la innovación, ya que sus integrantes se sienten respaldados para presentar nuevas ideas, ofrecer puntos de vista y experiencias distintas, y representar ciertas voces que, de lo contrario, no serían escuchadas. Es más, si demostrás que estás dedicada/o a aumentar la inclusión y la innovación, podrás atraer un banco de talentos más diverso y generarás un ciclo que se retroalimente.

No es nada fácil

Dicho esto, la innovación no surge de la nada, y no existen garantías de que vaya a salir bien. Muchas de las empresas más disruptivas lograron tener éxito en el mercado después de aprender de distintos intentos fallidos.

Para las empresas modernas de hoy en día, la clave está en comprender la importancia de la innovación, ya sea durante la pandemia o después. El hecho de que el mercado se haya desacelerado no significa que las iniciativas innovadoras también deberían frenarse; de hecho, la innovación debería ser tu estrategia clave para que la empresa prospere en un mundo nuevo.

Paula Becchetti

Paula es la editora del blog de intive. Licenciada en Comunicación Audiovisual de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), se destaca como Content Manager especializada en blogs, contenido web, email marketing y social media. Su amplia experiencia en la industria del software la hace muy valiosa a la hora de traducir contenidos técnicos a un lenguaje coloquial. Según sus propias palabras: “Me conecto con el mundo por medio de la tecnología, pero también a través de todo aquello que respira, del deporte, de la música y de mis viajes”.

Deja un comentario