intive Argentina Blog

Los prototipos, como herramienta de UX

Prototipar nos permite transformar nuestras ideas en algo tangible, que puede ser probado por usuarios para validar ideas y obtener inputs. Según Wikipedia, podemos definir un prototipo como:

…“un ejemplar o modelo temprano de un producto, construido para evaluar un concepto o proceso, para replicar o bien para aprender de él”.

De esta manera, un prototipo nos permite identificar puntos de dolor y oportunidades de mejora. Eventualmente, podemos utilizar todo ese conocimiento para iterar y mejorar el producto o servicio en cuestión.

¿Cómo utilizamos prototipos en UX?

Cuando trabajamos con diseño centrado en el usuario, existen herramientas para probar de manera temprana nuestras ideas, sin que esto requiera una gran inversión de dinero o tiempo. Allí utilizamos prototipos, por lo general de baja fidelidad, es decir modelos básicos que son fáciles, rápidos y baratos de realizar. ¿Por qué? Porque en esta etapa temprana se trata, como dijimos, de validar y obtener feedback. Con un prototipo realizado en pocas horas y utilizando materiales simples, vamos a obtener respuestas que luego nos permitirán llegar a la mejor versión de un producto ajustado a la problemática que estemos resolviendo.

Además, el tener una manera tangible de visualizar lo que se está proponiendo ayuda a dimensionar nuestra solución de una manera mucho más realista y, el hecho de que sea en baja fidelidad, implica no tener que detenernos en los pequeños detalles que a esta altura del proceso no son relevantes.

Algunos ejemplos de prototipado rápido

Veamos algunos ejemplos:

  • Storyboarding: a través del storyboarding, podemos comunicar un flujo de ideas o etapas de un proceso, enfocándonos en el usuario. El foco no debe estar puesto en la presentación en sí misma. Es decir que, no nos vamos a detener en crear imágenes refinadas. Cartulinas y fibrones son todo lo que necesitamos para dar vida a esta herramienta.

  • Juego de roles: Muy útil para prototipar un servicio. La idea es representarlo, “actuando” los roles necesarios.

  • Prototipado en papel: Una manera rápida de validar aplicaciones es utilizando el prototipado en papel. Así, dibujamos cada una de las pantallas y pasos y permitimos al usuario interactuar con esta “interfaz”.

  • Prototipado digital: Igual al anterior pero utilizando herramientas digitales, que proporcionan una experiencia más similar al producto final. También permite probar con usuarios que se encuentran de manera remota.

  • Maquetas: En el caso de productos, se pueden crear maquetas de baja calidad con materiales de uso diario, como papel, madera, cartón, etc., para que el usuario pueda interactuar con ellos.

Probar pronto y probar constantemente

Pensemos en un prototipo, no como algo que se hace una única vez, si no como una herramienta de la que nos valemos repetidamente. Así podemos traer a la realidad el producto o servicio, mostrarlo, validarlo, ponerlo en práctica y, sobre todo, aprender constantemente.

Soledad Mari

Soledad Mari es diseñadora UX en intive-FDV desde septiembre de 2016. Diseñadora Gráfica graduada de la Universidad de Buenos Aires, en la compañía Soledad participa en proyectos web y mobile donde está a cargo de la investigación inicial, la arquitectura, el wireframing, las pruebas de usuario y el diseño UI. Políglota y ex estudiante de teatro, es fan confesa de los paisajes playeros.

2 comentarios