intive Argentina Blog

Mujeres en oficios: “por una organización para todas”

Una electricista y una plomera en intive-FDV, sí, así como lo escuchan. Es increíble que hoy todavía nos suenen raros determinados oficios en su versión femenina. Por eso luchan Miru (Miriam) y Yami, por deconstruir ese espacio que a las mujeres les fue negado durante tanto tiempo. Y aún más, por mejorarlo.

Miru vino a hacer arreglos de los baños en nuestras oficinas, y nos presentó a Yami, una electricista de tan solo 26 años, pero muy definida en su pasión, sus valores y sus objetivos. Por eso nos pareció que era una muy buena oportunidad debatir con ellas sobre los roles arquetípicos laborales que la sociedad normaliza en relación al género. Y también charlamos sobre las celebradas y necesarias rupturas y revoluciones, que mujeres como estas vienen a proponer y marcar en la historia.

Sus orígenes en el oficio

Yamila

Yami se capacitó en el 2015 en un curso de electricidad, que pertenecía a los módulos de Formación para Mujeres en Oficios No Convencionales, del Ministerio de Trabajo de la Nación. Hoy esa opción no está más disponible, pero ese módulo aislado le sirvió para empezar. El trabajo fluyó de boca en boca. Actualmente nos cuenta que hay otros talleres de oficios pero no exclusivos para mujeres, que, en general se llenan por varones.

Miriam

Hace dieciocho años que Miru está en la profesión del mantenimiento en general; se complementa con Yami desde hace dos. Empezó de manera atípica para una mujer: de familia italiana, con un padre dedicado a la construcción y también rodeada de hermanos varones, se interesó por los trabajos manuales desde chica. Miriam nos habla del problema que comienza con la falta de educación en colegios técnicos industriales para mujeres. “Hoy hay mujeres que hacen excelente trabajo de mecánica de autos”, podrían ser muchas más.

La perseverancia ante todo. Esa es la solución que nos plantean las chicas frente a las trabas que tienen todas las mujeres que quieren dedicarse a estos oficios. Porque si nos ponemos a pensar, el género femenino enfrenta grandes barreras al ingresar a estos rubros, incluso después de haber superado la etapa de capacitación.

Estos son algunos de los obstáculos que, según las chicas, tienen que salvar las mujeres plomeras o electricistas:

  • Se considera que una mujer no tiene fuerza física.
  • Existe la creencia de que las mujeres no tienen el tipo de conocimiento o habilidades técnicas que se requieren para lograr un buen trabajo.
  • Los que deciden o pagan este tipo de labores son los hombres, maridos o padres de familia que también aprueban (o desaprueban) quién hace el trabajo.

“Una organización que nos cuide a todas”

Pero en el ámbito en el que las chicas se mueven, las cosas son muy diferentes. Se manejan dentro de redes de mujeres, trans, travestis, gays, lesbianas y otras minorías con poca representación y voz en la sociedad. Estos grupos se sienten identificados porque comparten vulnerabilidades. Por eso las barreras que nombramos antes logran salvarse, porque el trabajo, como dice Yami, “va con otra intención y con otra conexión”.

“Estamos dentro de un grupo de más de 19.000 mujeres que se llama Transfeministas Trabajando”, agrega Miru. “Es un espacio donde nos conectamos entre nosotras y cuando le pasa algo a una, le pasa a todas”. “Somos mujeres que nos cuidamos entre nosotras, no importa el género”. Es de ahí de donde surgen un montón de contactos de trabajo, nuevas maneras de organizarse y de pelear, no por la igualdad de género en el oficio, sino por algo todavía mejor.

En la UOCRA (Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina) predominan los hombres y las chicas no se sienten identificadas.“No hay un sindicato para nosotras”, dice Miru. Y es que lo que buscan no es nivelarse con las estructuras que ya existen, sino organizarse de otra manera que coincida más con sus formas de trabajo y de vincularse. “El trabajo nuestro tiene ese plus”, dice Yami, “independientemente de ser lesbiana, mujer o lo que sea, estás tratando con una persona, con una par”. “Existe otra confianza”, por eso lo que buscan armar es “una organización que nos cuide a todas”.

Les agradecemos a ambas, por habernos ayudado tantas veces solucionando emergencias técnicas en la oficina; así como por haber compartido esta rica y productiva charla-debate en intive-FDV.

Paula Becchetti

Paula es la editora del blog de intive – FDV. Licenciada en Comunicación Audiovisual de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), se destaca como Content Manager especializada en blogs, contenido web, email marketing y social media. Su amplia experiencia en la industria del software la hace muy valiosa a la hora de traducir contenidos técnicos a un lenguaje coloquial. Según sus propias palabras: “Me conecto con el mundo por medio de la tecnología, pero también a través de todo aquello que respira, del deporte, de la música y de mis viajes”.

Deja un comentario