intive Argentina Blog

Mujeres: rompiendo las estructuras

Mientras en el chat del streaming se generaba un debate paralelo, la rica presentación que preparó para nosotros Lili, lograba un efecto similar en vivo y en directo. Liliana Ronconi vino a nuestras oficinas a compartir con nosotros algunos datos, relevados de diferentes investigaciones que llevó a cabo como Doctora en Derecho, Becaria del CONICET y Coordinadora del Centro de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la UBA.

Con un doctorado en Educación e Igualdad, ella decidió especializarse en cuestiones de género, y apoyar desde su profesión a nuestra lucha por los derechos de las mujeres.

Un poco de background legal

La charla comenzó hablando sobre los precedentes y leyes que tenemos a nuestro favor, la mayor parte de ellos logrados a partir de hechos de extrema violencia contra la mujer.

Casos como los de María Soledad Morales (1990), Ángeles Rawson (2013), o Micaela García (2017) han generado fuertes reclamos sociales que derivaron en logros de peso jurídico. Pero si bien estas leyes llegan incluso a veces a tener un alcance internacional, las estructuras de poder continúan sin modificarse. Y esto se vuelve un círculo vicioso que no termina nunca, porque ¿qué origina a la violencia contra las mujeres? Justamente son los paradigmas de la sociedad los responsables, esos viejos mecanismos de poder que siguen vigentes.

Vimos también una comparativa de la cantidad de puestos ocupados por mujeres en los diferentes ámbitos gubernamentales: poderes ejecutivo, legislativo y judicial. En todos ellos, las imágenes eran mucho más fuertes que los números; nos conmovimos al ver fotos donde prácticamente solo se podía observar una población masculina, y donde la misma proporción se traslada a los ámbitos educativos y laborales:

Como bien acotó una de las asistentes a la charla, por si fuera poco, las que llegan al poder son mujeres patriarcas, que no respetan los derechos de las mujeres. Si bien para el resto de la sociedad la imagen es simbólica y rompe con la lógica del sistema de poder masculino, se nos plantea la incógnita: ¿Realmente sirve que ellas nos representen? ¿No resulta contraproducente? Es una pregunta para la cual aún no tenemos respuesta.

¿Cómo rompemos con las estructuras que definen el lugar de las mujeres?

Liliana trabajó en una campaña de investigación a nivel internacional, GQUAL, en la que se analizó el lugar de las mujeres en los ámbitos de poder o influencia. Los resultados encontraron lo que seguramente muchos ya sabemos: las mujeres están en posiciones de desarrollo social, educación, protección de derechos de las mujeres o de los niños. Siempre al frente de las tareas de cuidado, se cumple el rol de la mujer según su estereotipo de cuidadora primaria.

Parte de deconstruir las estructuras es pensar en romper el modelo desde las bases: la educación y las tareas de cuidado y, por supuesto, en el ámbito laboral. Porque, como decía Lili, hasta que no se den las prácticas sociales o culturales el derecho queda en desuso, las leyes se incumplen o no se aplican.

“Hoy formamos ingenieros o abogados cuya educación va a producir un efecto dentro de diez años. Por otro lado también avanzamos en el reconocimiento con precedentes judiciales.” Y, en paralelo, nosotros creemos que trabajos como el de Liliana son los que propician que todo esto sea posible, que logran generar conciencia, cuestionar y comenzar, de a poco, a reconstruir nuestra manera de pensar.

Paula Becchetti

Paula es la editora del blog de intive – FDV. Licenciada en Comunicación Audiovisual de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), se destaca como Content Manager especializada en blogs, contenido web, email marketing y social media. Su amplia experiencia en la industria del software la hace muy valiosa a la hora de traducir contenidos técnicos a un lenguaje coloquial. Según sus propias palabras: “Me conecto con el mundo por medio de la tecnología, pero también a través de todo aquello que respira, del deporte, de la música y de mis viajes”.

Deja un comentario