intive Argentina Blog

Proyecto Nahual: enseñando y compartiendo, estemos donde estemos

La pandemia del coronavirus generó una crisis respecto a la forma de enseñar y dar clases en todos los sectores, lo que llevó a que las escuelas e institutos educativos tuvieran que adaptarse a la modalidad digital.  Solo en Argentina se estima que aproximadamente 4,2 millones de estudiantes dejaron de asistir a instituciones educativas. Debido a ello, el Ministerio de Educación de la Nación ha dispuesto variedad de recursos y herramientas online para compensar la ausencia de clases presenciales.

Nos adaptamos en Proyecto Nahual

El caso de Proyecto Nahual no fue la excepción a la nueva modalidad de enseñanza. Afortunadamente, el equipo de profes estuvo atento desde el primer momento y, antes de que comenzara la cuarentena, habían decidido aplazar las clases hasta abril, a la espera de conocer las medidas del gobierno. Es así que cuando el «aislamiento social, preventivo y obligatorio» se decretó el 19 de marzo, había suficiente tiempo para pensar y decidir una estrategia para los cursos del cuatrimestre.

En Nahual siempre se toman las decisiones en asamblea, por lo que en este escenario se convocó a una reunión especial con participación de todos los nodos activos. Según Emiliano Mansilla – QA en intive y profesor de Nahual – hubo dos posturas prevalecientes: postergar las clases o adaptarse a la movilidad virtual.

“En ambos casos, nos tocaba un trabajo enorme, porque de no realizar las clases la idea era hacer un acompañamiento casi personalizado de las personas que ya habían egresado de Nahual para que puedan incorporarse al mercado laboral en este contexto”, menciona Emiliano, y agrega:

“…En el caso de realizar este cambio hacia las clases virtuales, como se decidió, había que adaptar toda nuestra aproximación pedagógica a la virtualidad, cosa que nunca habíamos hecho antes.”

Teniendo esta consideración, trabajamos en diferentes aspectos para adaptarnos:

  • La pedagogía

Se armó un equipo para realizar todo el trabajo pedagógico sobre la adaptación del programa y los temas de aprendizaje al entorno digital. Ese equipo se conformó con al menos una persona de cada nodo y curso, ya que las condiciones y el contexto diferían. Por ejemplo, en el caso del nodo en México el curso ya había comenzado a principios de marzo, y si bien en ese país no había cuarentena, también pudieron incorporarse.

  • Las herramientas

Otra de las tareas clave que tuvo este equipo fue la búsqueda de herramientas digitales para mantener la comunicación fluida y dar las clases de manera eficiente. De todas las opciones posibles, se optó por usar la plataforma Teams de Microsoft. Esta herramienta gratuita para organizaciones sin fines de lucro, permite tener clases por videoconferencia, agrupar estudiantes para realizar tareas e incluso subir archivos de manera centralizada. Sumado a Teams, también se eligió usar Zoom para las videoconferencias, en algunos casos.

  • La comunicación / inducción

En paralelo, profesores y colaboradores se pusieron en contacto permanente con los estudiantes mediante Whatsapp, que tiene la ventaja de ser una aplicación de comunicación instantánea y que al día de hoy está presente en la mayoría de los celulares.

La implementación de Nahual Remoto

Para integrar a las/es estudiantes se implementaron diferentes estrategias, como la que cuenta Isaías Montenegro – Social Media Manager en intive y profesor de Nahual:

“En el Nodo de Banfield somos muy insistentes en la integración de quienes hacen el curso, porque siempre tuvimos el foco puesto en hacer comunidad dado el contexto en que damos el curso, que es en el comedor de un barrio. En esta modalidad, si bien se complica bastante lograr lo mismo que en las clases presenciales, pensamos continuamente maneras en que los alumnos se conozcan. Por ejemplo, usamos la plataforma “Paddlet” para que todos escriban ahí un poco de sus vidas, a qué se dedican, sus gustos etc. Después intentamos que todos puedan participar en la clase y siempre dejamos los primeros 15 minutos para una charla más informal.”

Las clases comenzaron con 200 estudiantes repartidos en diferentes nodos, y la experiencia hasta el momento fue bastante satisfactoria. Si bien al principio hubo ansiedad respecto a posibles inconvenientes técnicos o por pensar que esta modalidad sería mucho más “aburrida” que una clase presencial, por el momento las clases vienen funcionando perfectamente. Las/os profes ponen mucha energía, y agregan momentos de dinamismo y distensión, buscando siempre compartir experiencias para favorecer el aprendizaje. En este sentido, la conexión e interacción entre profes es esencial para coordinar los grupos de trabajo.

Respecto a la evaluación de desempeño de las/os estudiantes, se pautan actividades para que puedan hacerlas en la semana y también se evalúa la participación en clase. El propósito es más que nada saber qué puntos quedaron claros y cuáles deberían volver a verse. Para ejercitar las cuestiones más técnicas también se arman trabajos prácticos.

Nuevos desafíos, pero el mismo espíritu

La experiencia es desafiante tanto para profesores como para estudiantes, ya que para muchas personas es su primera experiencia de enseñanza / aprendizaje virtual. Las principales problemáticas tienen que ver con cuestiones técnicas, como una mala conexión a internet, poco tiempo disponible ya que se encuentran con su familia, o incluso personas a las que les cuesta integrarse al grupo o incorporar conceptos, ya que están teniendo sus primeros acercamientos al mundo tecnológico.

Nos encontramos con desafíos de los cuales se busca aprender continuamente y resolverlos para que ninguna/o de los participantes abandone la cursada. Si bien el equipo extraña las clases presenciales y la manera de trabajar es distinta, el objetivo de todos los sábados es mantener la misma energía, hacer comunidad y no perder la magia nahualera.

Constanza Molinari

Constanza Molinari es Content Analyst en intive desde enero 2020. Licenciada en Publicidad de la Universidad del Salvador, se formó también en Visual Thinking y Facilitación Gráfica. Sus pasiones son dibujar, tocar el piano y andar en rollers.

Emiliano Mansilla

Emiliano Mansilla es ingeniero QA en intive desde Octubre 2019. Licenciado en Comunicación Social de la UBA, se dedica actualmente a ser profesor y colaborador de Proyecto Nahual. Emiliano es padre de una hija preadolescente y cuenta también con un gato que siempre le anda mangueando atención.

Isaías Montenegro

Isaías Montenegro es Social Media Manager en intive, donde trabaja desde agosto del 2010. Estudiante de Publicidad en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ), anteriormente se desempeñó como analista QC en la empresa, área de experiencia que sigue compartiendo como docente de Nahual, proyecto inclusivo que brinda capacitación de control de calidad de software en los barrios. Gran fanático de la buena música, la buena comida y la danza, las charlas interminables con sus amigos son su verdadero baluarte.

Deja un comentario