intive Argentina Blog

Python y el Programa 111mil

“Yo le enseñé a programar en Python a mi mamá”, nos contó entusiasta Diego Cañizares. Desarrollador fanático del lenguaje, Diego nos explicó que éste es muy bueno para enseñarle a programar a alguien que aún no tiene el pensamiento lógico-matemático desarrollado. Fue por este motivo que, a la hora de elegir una tecnología para enseñar en el marco del Plan 111mil, Diego no haya dudado en presentar Python a los chicos participantes, jóvenes provenientes de colegios técnicos con ganas de sumarse al mundo laboral IT.

De hecho, el material de práctica se les terminó mucho antes que a otros equipos. “No es porque sean genios, es porque realmente la herramienta les permite enfocarse en el problema, más que en los detalles de la tecnología”, nos contó Diego. Por eso, él y el resto de la comunidad pythonera vienen haciendo un trabajo para demostrar el gran potencial de Python como herramienta de enseñanza.

El Plan 111mil es libre, gratuito y estatal. En este momento hay diez sedes en todo el país trabajando en el proyecto, que incluye un examen final de certificación que se realiza en Java. El programa está dividido en 4 módulos:

  • Introducción a la programación (es el módulo que Diego dicta en Python)
  • Programación en base a Objetos
  • Bases de datos
  • Desarrollo de Software

Los desarrolladores que se comprometen con el Plan tienen la posibilidad de apadrinar una escuela, un hermoso desafío que Diego asumió con la Escuela de Educación Secundaria Técnica n°5 de Lanús John F. Kennedy. El proyecto que emprendieron sus alumnos consistió en una plataforma web para recopilación de bases de datos de puntos de venta y recarga de la tarjeta SUBE en todo el país. La idea central era garantizar una experiencia de usuario libre de inconvenientes al democratizar la información de denuncias al servicio, a través de un mapa donde los interesados pudiesen conocer los puestos libres de reclamos.

En este momento, los chicos se están preparando para la certificación final, para la cual -como se mencionó antes- Diego tiene que guiarlos en la transición de Python a Java. A pesar de este trabajo extra, Cañizares está convencido de la necesidad de incorporar el lenguaje de sus amores al programa.

¿Por qué Python?

DiegoEn principio, la legibilidad es una ventaja, con la fácil lectura todo fluye más. El código lo escribís una sola vez y lo leés una decena de veces. Además, permite enfocarse en un problema específico. Es muy común armar programas de líneas de comandos. En Python, para levantar un dato por consola, usás una sola línea de código mientras que en Java usás cinco. Como si eso fuera poco, con Python trabajás con un editor de texto, que evita problemas con la memoria o los recursos de la computadora. En el caso de JAVA, salvo que tengas un buen equipo, las computadoras colapsan.

“Conozco otros lenguajes como C++ y Java. Cada tecnología tiene sus modos y formas. Los de Python son más fáciles e intuitivos que en las demás”, nos dijo Melissa Salazar, alumna del Programa 111mil a quien entrevistamos.

Para Diego es necesario aclarar que el Plan 111mil no reemplaza a la educación formal. El programa brinda conocimientos básicos muy necesarios para arrancar y un ambiente de práctica profesional libre, sin lineamientos previos. En este sentido, es fundamental fortalecer el material de los módulos y el engagement para que los chicos sigan estudiando una vez concluido el programa.

Diego se muestra optimista con el futuro del Plan y cree que la elección de Python para enseñar puede ayudar a aumentar la cantidad de egresados del programa. Por eso, presentó su caso en la Conferencia Nacional de Python que se realizó en Córdoba hace poco, junto a otras charlas y conferencias de desarrolladores de toda Argentina, con una muy buena recepción.

“Aprender con Diego fue una de las mejores experiencias, un profesor increíble con gran capacidad de enseñar y acompañar a los alumnos en cualquier circunstancia y, siempre tratando de sacar lo mejor de cada uno, logrando que creciéramos profesional y personalmente”, nos contó Melissa.

Es un orgullo para todos en intive-FDV, dónde estamos convencidos de la importancia de construir y fomentar el crecimiento de los espacios educativos formales e informales para hacer crecer la pasión por la programación.

Paula Becchetti

Paula es la editora del blog de intive – FDV. Licenciada en Comunicación Audiovisual de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), se destaca como Content Manager especializada en blogs, contenido web, email marketing y social media. Su amplia experiencia en la industria del software la hace muy valiosa a la hora de traducir contenidos técnicos a un lenguaje coloquial. Según sus propias palabras: “Me conecto con el mundo por medio de la tecnología, pero también a través de todo aquello que respira, del deporte, de la música y de mis viajes”.

2 comentarios

  • Coincido en que Java no es la mejor elección como introducción a la programación. Si bien es uno de los lenguajes más usados, y aprenderlo hace más sencillo el pasaje a otro lenguaje, me parece que es el motivo de la deserción masiva de alumnos del 111mil. El curso en la UNO de Merlo es una muestra de ello.
    Tengo una predilección natural por Python pero estoy cursando el 111mil y, de momento, me enfoco en el aprendizaje de Java. Pero sé que luego de esto, volveré a profundizar mis conocimientos en Python. Por su simpleza y eficacia, y como mencionan en la nota: por el consumo de recursos y problemas con la memoria que generan los IDE’s de Java en mi modesta notebook.

    • ¡Hola, Gustavo!

      Muchas gracias por comentar el artículo y contarnos tu experiencia con las tecnologías que menciona el artículo. ¡Siempre es enriquecedor intercambiar opiniones y aprendizajes! Esperamos que nos sigas compartiendo tus ideas 🙂

      Un abrazo grande,