intive Argentina Blog

Retro con fishbowl

Es raro como se dan las cosas… Soy Tech Lead. Lo mio es lo técnico, los algoritmos y los procesos de desarrollo. Pero termino hablando y escribiendo de agilidad. ¿Será por que la agilidad es una pieza fundamental de nuestro día a día? En este artículo les voy a contar sobre una dinámica, que resulta muy buena para hablar en profundidad de temas polémicos en grupos grandes de personas: el fishbowl (o conversación fishbowl).

¿Qué es el fishbowl?

El fishbowl tiene diferentes variantes según quien lo explique. La dinámica que hicimos nosotros, es así:

  • Hay un sector de la habitación y cuatro sillas.
  • De esas cuatro sillas siempre tiene que haber una libre.
  • Cualquier miembro del equipo puede pararse y ocupar esa silla libre.
  • Al ser ocupada la silla libre, una de las personas sentadas tiene que liberar otra silla.
  • De todas las personas presentes en la dinámica, solo los que están sentados pueden hablar.

¿Por qué elegir fishbowl?

Una de las características más interesante del fishbowl, es que permite a los que están hablando profundizar en los temas sin ser interrumpidos. Además hace posible que los demás participantes piensen mucho mejor sus intervenciones. Decir algo ahora requiere un esfuerzo extra. Sin dudas, la recomiendo para cuando se quiere lograr un debate productivo en grandes grupos de personas.

Para este equipo en particular, la dinámica de fishbowl era perfecta. Varios miembros habían manifestado que les molestaba la misma situación… Otros tantos, que no podían profundizar en los temas y que sus retros se centraban en quejas y no en buscar soluciones a los problemas. Al concentrar a todo el equipo en una problemática específica y al organizar la charla de forma que todos pudieran expresarse y profundizar cada vez más hasta llegar a un entendimiento compartido, se logró cerrar la sesión con algunos accionables más que interesantes.

Las desventajas del fishbowl

El fishbowl puede tener algunos problemas, pero todos se pueden solucionar. Veamos:

  • Algunas personas no participan para nada u otras acaparan la conversación. En estos casos, el facilitador puede agregar reglas. Por ejemplo que en dos de las sillas solo pueden sentarse personas que nunca hablaron.
  • La charla no avanza o el grupo se queda en silencio. El facilitador puede disparar preguntas que logren hacer avanzar la charla o que aviven el debate.
  • Todas las sillas están ocupadas y nadie se para. El facilitador debe parar la conversación hasta que el espacio se libere.

Para ir cerrando… Algo interesante que se puede hacer es designar escribas o facilitadores gráficos del debate. Este rol puede ser rotativo, o lo pueden asumir varios (para que ellos también puedan participar del debate). Incluso, puede ser alguien externo. Cuando la dinámica este terminando, es importante repasar esas notas y ver en conjunto con el equipo si surge algún accionable.

Más de una vez pensé que era imposible que funcione, pero es una mecánica bastante sencilla. La verdad es que ya he visto varios éxitos al usarla. Esta vez, en la que fui el facilitador para un equipo de veinte personas, recibí feedback como este:

“Es la primer retro en la que participo y que me voy pensando que algo va a cambiar”

También escuché a alguien decir:

“Entraste con cara de enojo y ahora te vas con una sonrisa”

Y una persona tuvo que retirarse antes y se conectó desde el teléfono para seguir escuchando la conversación… Fue, a mi entender, un éxito rotundo y cumplió al 100% su cometido.

Fernando Lescano

Es uno de nuestros líderes técnicos y desarrollador full stack de intive – FDV desde marzo de 2015. En la empresa trabaja con tecnologías como Javascript (NodeJS, AngularJS, Mongodb, Jquery, etc.), Python (Django), Java y PHP e integra la brigada Frontend. Se define como “apasionado del desarrollo de software, pero con muchos otros intereses”. Desde diciembre de 2015 se ocupa del desarrollo y mantenimiento en Java y de nuevos componentes en JavaScript (AngularJS). Es Técnico Universitario en desarrollo de software y tecnologías de la información, graduado de la Universidad Provincial de Ezeiza.

Deja un comentario