intive Argentina Blog

Tal vez debería migrar a la nube

Momento de planificar: los 3 tipos de migraciones a la nube

En varios artículos hemos hablado sobre las ventajas y las razones de mover nuestra infraestructura a la nube o, de migrar desde un servicio a otro de cloud.  En este artículo nos enfocaremos principalmente en cómo vamos a prepararnos para dar este paso, con el fin de tener una visión más amplia de cómo planificar una migración. Normalmente, los proyectos de migración son procesos de larga duración y alta complejidad, en los que muchas cosas pueden salir mal. Las expectativas son altas y existe una gran presión de muchas áreas para que todo resulte exitoso.

El momento de transición

Antes de empezar, es importante recordar que el objetivo más común por el cual encaramos el proceso de migración es el de disminuir el costo de nuestras aplicaciones. Idealmente, imaginamos un período de transición en el que ambas infraestructuras conviven por un tiempo y, en un mundo ideal, ese lapso es corto. Pero muchas veces no sucede esto, ya que existen servicios que necesitamos que se mantengan en funcionamiento para que los usuarios puedan seguir usando nuestras aplicaciones y que no podemos arriesgar hasta que exista la seguridad de que no necesitamos más la infraestructura “antigua”. Normalmente cuando cuantificamos cuánto vamos a disminuir la factura tomamos el costo actual y una proyección a futuro, pero no consideramos el tiempo en el cual vamos a mantener varios servicios en simultáneo y de manera ociosa. Esto no es algo trivial, ya que genera una inquietud cuando la facturación empieza a subir más allá de lo usual. Para respaldar este gasto, tenemos que siempre ser transparentes y presentar los beneficios en un largo plazo.

Momento de planificar

Al mover nuestras aplicaciones pueden existir dos puntos de partida:

  • Tenemos experiencia y conocimientos profundos.
  • Tenemos la suficiente experiencia, pero existen dudas e incógnitas grandes.

Saber en dónde estamos ubicados nos permite entender mejor nuestros desafíos. Todo esto es muy importante a la hora de planificar.

Tomando en consideración nuestra experiencia y conocimientos técnicos, tenemos que identificar los servicios que necesitamos migrar. Una práctica común consiste en separar en diferentes etapas cada servicio o aplicación, empezando por los que tienen un menor riesgo e impacto en la naturaleza de la empresa. Esta metodología nos permite entender las posibles complicaciones y desvíos y, así desengrasar e ir refinando el proceso para cuando lleguemos a servicios con una alta complejidad y mayor riesgo. También nos sirve para mostrar la importancia del proyecto a los interesados, ya que da una rápida visibilidad y permite vislumbrar los objetivos en un horizonte cercano.

Así que cuando llegamos a este punto de crear un plan para la migración, un calendario, y un plan de mitigación de riesgos, estamos empezando algo lindo, como la masa madre #cuarentena.

¿Y ahora cómo seguimos?

Clasificando tu proyecto de migración

Definir de qué tipo de migración estamos hablando, está alineado a objetivos y metas con los cuales nos veremos comprometidos. El tipo de migración ayuda a esclarecer qué tipo de riesgos y ventajas vamos a tener durante el proceso. Cuando encaremos un proyecto de migración, entonces, podemos encasillarlo en alguno de estos tipos:

  • Lift-and-shift

En este caso, vamos a mover nuestras aplicaciones desde el punto de origen al destino final sin ninguna modificación, solo haciendo los ajustes necesarios para que funcionen como es debido. Tiene un menor riesgo comparado con las demás categorías, pero no potencia nuestras aplicaciones con las características de la nube. Normalmente no impacta mucho en los costos, ya que solamente nos enfocaremos en hacer equivalencias entre la infraestructura nueva y antigua (por tanto, simplifica el cálculo del costo nuevo). También necesitamos un conocimiento de los servicios equivalentes, aunque no específicamente ser expertos en la nube.

  • Mejorar y mover

En esta categoría vamos a enfocarnos en dos objetivos: entender el producto y entender cómo la nube puede mejorarlo de manera nativa. Claramente, necesitamos tener un mayor dominio de los servicios de la nube. El equipo de arquitectura y los especialistas en la nube deben trabajar mano a mano para aprovechar las oportunidades al máximo. Estos proyectos tienen un mayor costo y tiempo, pero los resultados en rendimiento y ahorros a futuro son mucho más interesantes que en el caso Lift-and-shift.

  • Extraer y reemplazar

A diferencia de las dos categorías anteriores en las que movemos nuestras aplicaciones, en este tipo de migración el equipo de desarrollo e infraestructura se enfoca en crear nuevamente la solución de manera nativa. Esta clase de proyectos nos permite enfocarnos en actualizar, no solamente la infraestructura, sino también las tecnologías que nuestras aplicaciones están usando. Como es un producto que se reescribe, tiene un cronograma mucho más complejo y largo. Para aplicaciones complejas se trata de un proceso sumamente complicado. Estos proyectos de tipo “extraer y reemplazar” tienen beneficios enormes a muy largo plazo, ya que nos permiten innovar y repensar los procesos. Nos dan muchas posibilidades a futuro.

Todo listo para planificar

Planificar, es decir, plantear un cronograma, definir el tipo de migración e identificar los riesgos nos permite administrarnos mejor. El éxito de una migración es entender la complejidad, pero al mismo tiempo abrazar los beneficios. En intive ayudamos a nuestros clientes a transformar sus negocios a través del diseño y el desarrollo de productos digitales centrados en las personas.

¿Qué opinan ustedes? ¿Qué creen que podrían mejorar en la planificación? ¿Algún otro criterio que consideren importante?

Rodolfo Cordero

Rodolfo Cordero es desarrollador en la compañía desde junio de 2016. Es Licenciado en Desarrollo de Software, graduado de la Universidad Latina de Costa Rica, país del cual es oriundo. Asiduo lector y melómano, hizo cursos de coctelería y barismo, habilidades con las que deleita al staff de intive en los afters organizados por la compañía.

Deja un comentario