intive Argentina Blog

Un payaso asesino, un grupo de perdedores y el éxito del trabajo en equipo

Coulrofobia es el miedo irracional a los payasos o mimos. Nomofobia  es el miedo a dejar el celular en casa. Y el miedo a las cucarachas voladoras no se considera una fobia, se considera sentido común.

“IT” o “ESO” es un libro escrito en 1986 por el escritor Stephen King. En él, un grupo de siete pre adolescentes se enfrenta a una criatura maligna milenaria, que se alimenta cada cierto tiempo de los temores de la gente. El pueblo donde ocurren estos eventos tiene una epidemia de pérdida de memoria, por lo que la gente olvida los eventos que suceden durante el período en que ESO se alimenta.

El grupo se denomina a sí mismo como el club de los perdedores. Pero si bien se consideran perdedores, este equipo tiene un don que permite que logren derrotar al payaso maligno (ESO toma muchas formas, pero la más común en la cual la gente logra verlo es en la de un payaso). Este don o atributo, que les da ventaja sobre ESO y, que ESO intenta quitarles, es su capacidad de trabajar en equipo.

El club de los perdedores está compuesto por personas de diferentes etnias, religiones, sexo, edad y conocimientos. Lo único que realmente los une es su misión de matar a la entidad maligna y es así como logran generar lazos fuertes que para el equipo resultan cruciales.

Los personajes de IT

Stan: Es el último en reconocer la figura de ESO como sobrenatural, pero su rol dentro del equipo es ser la parte lógica y racional. Cuestiona, muestra los riesgos y mantiene el compromiso de los miembros del club.

Mike: Es el que toma el rol de historiador, de ordenar y clasificar información. También hace el llamado para que el equipo se vuelva a reunir. Proporciona contexto a los demás para que puedan entender la magnitud del problema y estudiar al enemigo.

Eddie: Él es la mano derecha del líder, el que valida y apoya al líder en sus decisiones. También tiene un rol de consultor, importante para ayudar al líder a tomar decisiones que sirvan al equipo.

Billy: Es un líder en el cual el equipo confía, lo buscan para recibir consejo. Sabe delegar responsabilidades y tiene confianza en las capacidades de cada miembro. Ayuda a que cada persona entienda a los demás.

Richie: Su rol es el de apoyar a los demás con sus tareas. Es alguien que suma al equipo desde su posición de soporte.

Bev: Ella es el miembro que está al frente en las batallas contra ESO. Su rol es de ejecutora y guía en la batalla, cuando el líder no puede hacerlo. Es un punto de referencia en tiempos de crisis.

Ben: Ben se podría definir como el que presenta soluciones, entiende los proyectos y cómo se podrían resolver. Tiene o busca la información necesaria para que el equipo pueda hacer cosas que desconoce.

El club de los perdedores resulta ser ágil

Ahora, como equipo, cada miembro entiende su rol. Saben que son débiles cuando no están juntos y entienden la importancia de cada rol, por lo que no buscan acciones individuales. Mantienen la comunicación entre los miembros de manera sincera, por lo que cada riesgo que surge es informado de manera eficiente. Se apoyan cuando es necesario. Cuando falta alguno de ellos, todos entienden que deben reorganizarse.

El enemigo busca desestabilizar al club de los perdedores, ya que estos son débiles cuando están separados, las debilidades de manera individual son grandes. Allí vemos que son vulnerables y resultan heridos. Pero, en equipo, la debilidad de uno es reducida gracias a la fortaleza de otro.

El club de los perdedores es un equipo ágil. En todo sentido: definen tareas, objetivos, experimentan, se adaptan al cambio y logran el éxito de una manera de la que cualquier equipo de desarrollo debería aprender. En resumen, un equipo ágil con confianza en sus miembros permite vencer a monstruos intergalácticos que toman forma de payaso y te invitan a flotar.”

Rodolfo Cordero

Rodolfo Cordero es desarrollador en la compañía desde junio de 2016. Es Licenciado en Desarrollo de Software, graduado de la Universidad Latina de Costa Rica, país del cual es oriundo. Asiduo lector y melómano, hizo cursos de coctelería y barismo, habilidades con las que deleita al staff de intive en los afters organizados por la compañía.

Deja un comentario