intive Argentina Blog

Una mentora de intive-FDV en PUMM

La alegría y la emoción que mostró Lucía en sus ojos, fueron contagiosas. Yo le había preguntado sobre su experiencia en el ciclo “Programando un mundo mejor”, evento que organizó Chicas en Tecnología el mes pasado. “PUMM” es un programa de tecnología con impacto social y emprendedor, dirigido exclusivamente a chicas adolescentes. Este es el tercer año que se repite.

En el momento que le pregunté, dejó todo lo que estaba haciendo y se dio vuelta a contarme, con la mirada iluminada y una sonrisa enorme. Y es que Lucía Capón Paul, una de nuestras developers, tuvo el placer de ser mentora de una de las escuelas participantes, la E.E.M N°1 «Rodolfo Walsh». El equipo que le tocó estaba formado por Sofía Daiana Mancuso, Milagros Ruíz y Agustina Del Papa, tres chicas “con un empuje y un aguante tremendo”. Y entre todas, lograron terminar un prototipo de “Yo Chef”, una app que brinda sugerencias de comidas ricas y saludables, “para cuando estás indeciso”.

esta

¿Cómo fue la experiencia de mentoring con la escuela que trabajaste?

¡Genial! Las chicas son unas grosas totales y un amor. Le pusieron el “re” empeño, y mucha onda. Estaban siempre atentas, y no bajaban los brazos cuando algo no salía de una vez o era difícil. Además, ayudó bastante que nos supimos entender, y que ellas apoyaron mi método de mentoring.

Lucía me contó un poco más sobre este método especial de mentoring, que consistía en brindar disparadores o “puntas” para que las chicas mismas piensen, desarrollen y descubran las soluciones. Las ayudó a encauzar, a lograr un producto mínimo viable, nacido de la gran idea que habían llevado a PUMM.

¿Qué nos podés contar de las participantes?

Todas son chicas súper alegres, divertidas, comprometidas, y responsables. De mi equipo en particular voy a destacar: el aguante de Macu, que nos alentó hasta último momento a terminar; la garra de Mili, que a pesar de estar enferma y sentirse mal el segundo día, trabajó a full; y la metodología y orientación al detalle de Agus, que era la primera en armar un prototipo en papel y chequear que todo saliera según lo conversado, que no se nos pasara nada por alto. Sobra decirlo – y ya se los dije a ellas – pero estoy súper orgullosa de quienes me tocó acompañar. Laburaron de manera espectacular, y se veía el espíritu de equipo y compañerismo en cada una.

¿Te contaron si tienen planes para el futuro?

Hablamos sobre si sabían qué carrera van a estudiar, pero aún no lo saben. Creo que son excepcionales los casos de chicos de catorce años que sepan qué quieren hacer después de la secundaria. En mi caso no decidí qué estudiar hasta el último año, y antes de agarrar la Guía del Estudiante, ni siquiera sabía de la existencia de la carrera. Espero que este tipo de programas ayude a fomentar carreras como la mía.

¿Creés que estas actividades les dan un pantallazo general del mundo de la programación, de tu mundo?

Más que del mundo de la programación, diría del mundo del desarrollo. A fin de cuentas están llevando adelante un proyecto de desarrollo de software, un mini-emprendimiento. Ellas no solo programan (con App Inventor), sino que también diseñan, hacen que su idea evolucione, buscan cómo solucionar una problemática, tienen que evaluar y discriminar sobre qué cosas quieren (y pueden) mostrar, y aprenden a defender su idea y ser criteriosas.

¿Qué importancia creés que tiene este programa en la orientación vocacional de las chicas?

Creo que ayuda a conocer las carreras del rubro en tecnología. Pero más que a la orientación vocacional, creo que aporta a que vean que para cualquier carrera, para todo rubro, la tecnología es aplicable, y es lo que se viene.

¿Cómo surgió la idea de la app que armaron?

En realidad nació del problema que se encuentran ellas al mediodía o a la noche en sus casas: los padres les preguntan qué quieren comer, y ellas ¡no saben! (risas). A partir de esa idea buscamos a cuáles otros problemas podrían aportar soluciones. Con eso llegaron a que podrían ayudar a mejorar los hábitos alimenticios sin que el usuario tenga que estar pendiente. Así podrían terminar o prevenir problemas como la obesidad o la anorexia.

_MG_9370

¿Cómo siguen los prototipos? ¿Cuál es el próximo paso para las apps?

La continuidad de las apps depende pura y exclusivamente del equipo que las desarrolla. Lo que creo importante es que todos los equipos estén orgullosos del prototipo que hicieron en tan poco tiempo, y que puedan visualizar que “la tecnología” no es algo tan lejano ni mucho menos imposible.

¿En qué consta el seguimiento posterior al programa?

Las “graduadas” de PUMM pasan a ser parte de la Comunidad de CET (Chicas en Tecnología), donde se organizan charlas y capacitaciones.

¿Qué consejo profesional le darías al grupo que te tocó mentorear?

Más que consejo profesional les daría uno de vida. Que no tengan miedo a equivocarse ni a preguntar, de los errores se aprende. El consejo viene muy de la mano del tema de que a las nenas nos enseñan a ser perfectas, y a los nenes a experimentar.

¿Cuál es el valor, tanto a nivel personal como profesional que te suma ser parte de estas movidas?

Creo que nadie se conoce por completo, y animarse a nuevas experiencias ayuda a conocernos un poco más. Además de eso, para mí fue un desafío. No conocía a las chicas, no sabía si iba a poder ayudarlas, o poder enseñarles correctamente. Tampoco si iba a poder mantenerlas motivadas, o interesadas. Mi reto para esta vuelta era que las chicas se fueran orgullosas, contentas y motivadas. Creo que lo logré.

Las chicas que participaron en esta edición de PUMM tuvieron charlas a lo largo de los cuatro días de su duración. Entre ellas aprendieron sobre uso de datos, UX/UI, cómo hacer un “elevator pitch” y cómo programar con AppInventor. Las próximas ediciones del programa están agendadas para agosto y para octubre. Lucía piensa volver a mentorear el año que viene, pero mientras tanto, te invitamos a conocer más sobre los prototipos que lograron las chicas el mes pasado.

Paula Becchetti

Paula es la editora del blog de intive – FDV. Licenciada en Comunicación Audiovisual de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), se destaca como Content Manager especializada en blogs, contenido web, email marketing y social media. Su amplia experiencia en la industria del software la hace muy valiosa a la hora de traducir contenidos técnicos a un lenguaje coloquial. Según sus propias palabras: “Me conecto con el mundo por medio de la tecnología, pero también a través de todo aquello que respira, del deporte, de la música y de mis viajes”.

Deja un comentario