intive Argentina Blog

Una visita desde Polonia: la historia de Pawel y Jakub

“Mi pelo está sufriendo por la humedad”, dijo Pawel, sonriendo. No eran tan serios como creíamos. La entrevista se desarrolló en un ambiente de confianza, entre risas y ocasionales comentarios irónicos. Paweł Jański y Jakub Żurawski esperaban encontrar una ciudad con playas hermosas y se desilusionaron un poco cuando se dieron cuenta de que la costa estaba al menos a 350 km de distancia de nuestras oficinas. ¡Hasta habían traído sus trajes de baño y habían elegido un hotel sin pileta porque pensaron que no la iban a usar!

La historia de Pawel y Jakub

Jakub es de Varsovia y tiene 29 años, estudió Ingeniería Mecatrónica y tiene algunos conocimientos en Administración de Tecnologías de la Información. Le falta poco para terminar su maestría en Ingeniería en Sistemas y está a punto de convertirse en padre. Su primer trabajo fue en Samsung: empezó como tester y después de desempeñarse en otras posiciones, llegó a ser desarrollador de software. No le resultó difícil conseguir trabajo después de Samsung, debido a la buena reputación que tiene esa empresa en el mercado. Su mejor trabajo, antes de comenzar acá, fue en Stepstone (una empresa de selección de personal), donde se dedicó a desarrollar productos y hacer que las personas se preocuparan realmente por lo que estaban creando, una postura que sostiene todavía y que ha traído a intive-FDV.

Pawel es de Kepno y tiene 28 años. Tiene muchas áreas de interés: Física, Geología, Economía, y consideró dedicarse a todas antes de decidirse por Informática. Vivió en Cracovia y luego se mudó a Breslavia. Creció como desarrollador .NET en varias empresas pequeñas antes de comenzar a trabajar con nosotros.

Pawel y Jakub se conocieron hace un tiempo, dado que trabajan en distintas oficinas polacas. Nosotros no sabíamos nada acerca de ellos hasta que nos visitaron hace algunas semanas. Para nosotros, Pawel y Jakub no eran más que avatares del mundo virtual, y para ellos, nosotros éramos lo mismo. “Buenos Aires está más lejos que Australia para nosotros”, comentaron.

Tuvieron muy poco tiempo para preparar el viaje pero valió la pena. Trabajar en equipos multiculturales implica muchos desafíos, al estar en zonas horarias distintas y tan lejos unos de otros. Patricia Miguel expresó: “A veces no nos poníamos de acuerdo sobre cómo hacer el trabajo”. El equipo necesitaba de forma urgente integrarse, establecer normas de trabajo y encontrarse cara a cara. En un principio, la idea fue hacer varias reuniones para debatir cómo estandarizar la revisión del código. Y eso fue lo que hicimos: pudimos establecer normas nuevas y positivas.

Lo que logramos con el equipo polaco

Jakub: “La comunicación mejoró. Antes solo veíamos un avatar y ahora sabemos quién está detrás de la foto, nos conocemos entre todos y podemos evitar formalidades comunicativas cuando queremos proponer algo. También tuvimos la oportunidad de explicar nuestra situación a los otros integrantes del proyecto. Parece increíble que haya personas reales a 14.500 km de distancia. Es necesario conocer cómo trabajan”.

Sole Mari: “En solo diez minutos nos dimos cuenta de que estábamos todos en la misma página”.

Facu Navarro: “Hubo una dinámica de grupo muy interesante. Nos pusimos de acuerdo enseguida sobre cuáles eran las áreas de mejora del proyecto, y los puntos de dolor también eran los mismos para las dos partes del equipo. Trabajamos todos de acuerdo en integración continua, historias de usuarios, procesos y metodologías. Dejamos Kanban atrás y volvimos a Scrum”.

Descubrimos no solo que compartíamos una misma visión acerca del proyecto, sino también que ellos están en una situación muy parecida, en el sentido de que allá están recibiendo muchos emigrados ucranianos, tal como nosotros recibimos a muchos venezolanos. Y en cierto sentido, también pudimos comprender las diferencias entre nuestras culturas. Acá mezclamos mucho la vida privada y la laboral, mientras que en Polonia eso no es lo común. Aun así, para Sole Mari los polacos eran argentinos que hablaban en inglés: “Yo no sentí ninguna barrera ni obstáculo con ellos”. Ricky nos dijo: “Estábamos mucho más alineados de lo que creíamos, y las barreras culturales no fueron difíciles de superar”.

Patricia Miguel: “Antes, sus nombres nos parecían raros, como seguramente les sucedía a ellos con los nuestros. Fue muy bueno poder humanizar a ambos equipos y trabajar juntos para pertenecer verdaderamente a la misma empresa”.

Facu Navarro: “Ahora el vínculo es diferente y mejor”.

Aunque no habían planificado venir a Sudamérica, Pawel y Jakub descubrieron que acá podían expresarse y compartir con el resto del equipo. Jakub confesó que algún día le gustaría ser CTO, y Pawel dijo que le gustaría seguir aprendiendo para convertirse en líder de equipo. “Podés aprender de mí”, bromeó Jakub.

Paula Becchetti

Paula es la editora del blog de intive – FDV. Licenciada en Comunicación Audiovisual de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), se destaca como Content Manager especializada en blogs, contenido web, email marketing y social media. Su amplia experiencia en la industria del software la hace muy valiosa a la hora de traducir contenidos técnicos a un lenguaje coloquial. Según sus propias palabras: “Me conecto con el mundo por medio de la tecnología, pero también a través de todo aquello que respira, del deporte, de la música y de mis viajes”.

Deja un comentario